¿Y tú? ¿Eres de las que siempre das todo a los demás?

¿Y tú para cuando te has dejado?

¿Te sientes identificada con esta frase?

¿Eres de las que das y das siempre a los demás y te dejas a ti a un lado?

¿Esto te hace sentir cansada y a veces poco valorada?

Amiga, quiero decirte que todo comienza siempre por ti, no se trata de egoísmo, como nos han hecho creer.

Se trata de amor propio, pues no puedo dar lo que no tengo.

Si yo quiero entregar amor, primero debo dármelo a mí, y en esa misma medida también lo recibiré.

Esta fórmula aplica para todo, lo mismo que para la confianza, la comunicación, la flexibilidad, comprensión… Primero me lo doy a mí, lo vivo, lo incorporo, lo tengo y ahora si lo comparto. Y de esa misma forma vendrá a mí de vuelta. Este es el ciclo.

Ahora que ya lo conoces, te voy a invitar a tomar en cuenta los siguientes aspectos para comenzar a ponerte como prioridad en tu vida:

  1. Haz una lista de las cosas que te gustan y te hacen sentir bien, será más fácil tenerlo claro, escrito y a la mano.
  2. Realiza alguna de ellas, al menos una vez a la semana, si es una al día mejor.
  3. Sé guardiana de tus pensamientos y recuerda que es posible gestionarlos positivamente, sin asociarte a tu mente.
  4. Cultiva hábitos y rutinas que te generen estados emocionales potenciadores.
  5. Invierte en ti, es la mejor inversión que puedes hacer, ya que esto te permitirá desarrollarte, crecer y transformar tus resultados. Sin acción no hay transformación.

Recuerda todo comienza por ti.

Y porque mi propósito es ayudarte y enseñarte a entrenar a tu mente y gestionar positivamente tus emociones, si estás decidida a cambiar tu realidad y a tomar ACCIÓN, está atenta a los descuentos especiales que ofreceré esta semana de mis mentorías y cursos online.

Si quieres saber más, escríbeme a mi WhatsApp pinchando en el siguiente enlace:

Estoy aquí para ti.

Un abrazo.

Johana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.